Trotta participó de la XXVII Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Educación

El ministro Trotta comenzó su exposición compartiendo cuáles han sido las políticas públicas de emergencia en materia educativa que el Estado argentino generó a partir del impacto de la pandemia: “La situación que estamos viviendo a nivel mundial nos deja la enseñanza de lo irremplazable de la escuela, del aprendizaje colectivo del aula. Porque en el hogar vemos que se consolida la desigualdad. Y nos deja también el proceso de apropiación de la tecnología. Para este gobierno, creemos que es fundamental poder generar un contrato social educativo y así promover una discusión entre los distintos actores del sistema para diagramar una agenda educativa con vistas a los próximos veinte años. Debemos poner el foco en procurar el acceso y la permanencia de los chicos en la escuela. Nuestro foco está puesto en garantizar la mayor presencia del estado y la escuela en los lugares que presenta mayor desigualdad e inequidad porque cuanto antes un niño se escolarice es mucho más factible que tenga una trayectoria educativa del mediano y largo plazo.”

La reunión tuvo como objetivo evaluar los avances logrados en la puesta en marcha de los acuerdos adoptados por la Cumbre en materia de educación, como así poner en común y compartir, entre los 22 estados participantes, el impacto del COVID-19 sobre la educación y cómo los distintos países gestionan la situación.

Durante la jornada se debatió la problemática de la brecha digital, una cuestión que el COVID-19 ha situado en primer plano, y que ha evidenciado la necesidad de la enseñanza en línea y los retos asociados, no sólo por el acceso a la tecnología, sino también por la capacitación de alumnos y docentes en nuevas tecnologías. Por otro lado, también se ha puesto de manifiesto el papel de la familia en la educación y la importancia de la enseñanza presencial.

Además, se analizó la formación a lo largo de la vida, teniendo en cuenta que la educación debe ser concebida como un proceso que vaya más allá de la infancia y la juventud, garantizando que las personas puedan actualizar, completar y ampliar sus conocimientos.

Al finalizar el encuentro, se aprobó una declaración que se elevará a la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que Andorra acogerá en abril del año próximo.

Los acuerdos adoptados por los Jefes y las Jefas de Estado y de Gobierno permiten constituir una base idónea para seguir impulsando la cooperación en materia educativa en el espacio iberoamericano. Es por eso, que en la Declaración resultante del encuentro, se destacan entre los principales puntos: reconocer la responsabilidad, el esfuerzo, la dedicación y el compromiso con el que las comunidades educativas están afrontando la pandemia y manteniendo la continuidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje; la importancia del rol docente tanto en la dinámica presencial o a distancia, o en la combinación de ambas, usando tecnologías tradicionales y modernas; la promoción de acciones que fomenten sistemas educativos innovadores, inclusivos, resilientes y sustentables, a fin lograr los objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por la Agenda 2030; la importancia de la educación para la recuperación de los efectos sociales y económicos de la pandemia y la necesidad de avanzar hacia políticas integrales intersectoriales ,favorecer las medidas precisas para garantizar que las y los estudiantes que finalizan la educación obligatoria (según la ley de cada país) haya adquirido los conocimientos y las competencias básicas necesarias; fomentar la interrelación de las escuelas y la comunidad educativa con los agentes sociales y económicos, locales y nacionales; favorecer la formación a lo largo de la vida, con el fin de facilitar que toda persona pueda adquirir y ampliar sus capacidades y conocimientos para desarrollo personal y profesional; reafirmar el valor central de las escuelas y de la educación presencial como igualadora social; formular un plan de acción para la escuela digital desde una perspectiva integral y en el marco de la cooperación iberoamericana que considere las líneas de acción pertinentes para incorporar recursos digitales en los procesos de enseñanza y aprendizaje, atendiendo especialmente a los grupos de mayor vulnerabilidad y fortalecer la formación continua de las y los docentes; entre otros.

Además, se ponderó en la declaración asegurar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje en los diversos contextos y garantizar la equidad, igualdad e inclusión en todos los niveles de la enseñanza para niños y niñas y la formación profesional a fin de superar y eliminar toda discriminación y violencia contra las mujeres y niñas.

Lideran esta Conferencia: la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

 

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram