Trotta se reunió con el Defensor del Pueblo y la Defensora de Niñas, Niños y Adolescentes para acelerar la entrega de netbooks en la Ciudad

El Ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se reunió con el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, y la Defensora de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación, Marisa Graham, para abordar las inconsistencias en la entrega de información solicitada al Gobierno de la Ciudad para poder distribuir las 6500 netbooks destinadas a la población de estudiantes que la cartera de Educación porteña manifestó que se encontraba con nulo o muy bajo contacto con la escuela. Del encuentro participó también, el titular del ENACOM, Claudio Ambrosini, quien arbitrará los recursos de conectividad necesarios para velar por los derechos de las y los estudiantes en situación de vulnerabilidad.

Las inconsistencias y dilaciones en la entrega de la información necesaria para la georeferenciación y efectiva distribución del equipamiento por parte del Gobierno de la Ciudad, fueron el eje del encuentro. El ministro Trotta agradeció el involucramiento del Defensor del Pueblo de la Ciudad y de la Defensora de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y solicitó que aceleren y supervisen la distribución del equipamiento tecnológico en caso de que el Gobierno de la Ciudad aceptara recibirlo o, caso contrario, interceda en la recepción de las netbooks para que lleguen a las y los estudiantes que necesitan la respuesta del Estado para garantizar su continuidad pedagógica.

Trotta aseguró: “Tenemos que resolver las urgencias; nuestras niñas y niños no pueden seguir esperando y es necesario que retomen el contacto con los procesos de aprendizaje. Solicitamos a Alejandro Amor y Marisa Graham que velen por los derechos de las y los estudiantes en situaciones de mayor vulnerabilidad para poder garantizar el cumplimiento del derecho a la educación”.

El 3 de septiembre Educación ofreció los 6500 equipos y conectividad, para resolver la situación de la población de estudiantes que el Gobierno de la Ciudad manifestó se encontraba desconectada de la escolaridad, habiendo mantenido nulo o bajo contacto con la escuela.

El Ministerio nacional solicitó a la Ciudad la georeferenciación de los 6500 estudiantes para poder acercarles las computadoras, siendo que hasta el día de la fecha, la Ciudad envió información inconsistente para poder realizar la entrega correspondiente de los equipos. Por este motivo, la cartera educativa nacional solicitó una reunión con el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y la Defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

El titular de la cartera educativa se pronunció nuevamente a favor del “trabajo mancomunado con las 24 jurisdicciones educativas” y bregó por resolver “los desacuerdos con la Ciudad para que se pueda avanzar en soluciones superadoras de conflictos que no hacen más que dilatar los tiempos de la efectiva puesta en marcha de políticas públicas tendientes a favorecer y garantizar el cumplimiento de los derechos de la población”.

Se refirió también a la presentación que tuvo lugar el día de ayer del “modelo de indicadores epidemiológicos que permitan evaluar la adecuada temporalidad del regreso a actividades escolares en grandes urbes minimizando los riesgos de contagio para la comunidad educativa”.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram